Me siento joven para ser vieja y vieja para ser joven.
Y pensé que nunca lo necesitaría, pero empiezo a echar de menos el contacto con las colegas, con gente de mi edad… incluso más jóvenes. Como si me estuviera dando cuenta ahora del tiempo que perdí a esa edad. Cosa que tampoco es cierta.
Pero claro, ellos me ven ya vieja, y no sé dónde encajar.

Maldita timidez e introversión. La voy derribando cual muro, poco a poco, a martillazos. Pero no encuentro el mazo, o la dinamita, para acabar de derruirlo y abrirme paso hacia la libertad sin cortes.
Hoy he dado un gran paso en esa dirección, pero aún y así, me falta mucho por hacer.

¿Qué es ser joven? ¿Por qué en la sociedad en la que vivo nos separa de esa manera?
Es cierto que hay rasgos que se comparten entre ciertos rangos de edad, pero ¿son estos meramente culturales, o determinados realmente por ese número que llamamos edad?

Hoy, firmo por la abolición de la edad.

Anuncios